Como vemos las Corporaciones junto con los Estados, controlados por las Élites se dedican a jugar a dioses con minúsculas para ganar sus guerras creadas.

Anuncios