Como vemos la mayoría de los periodistas están vendidos al sistema que les soborna y les dice lo que tiene que escribir, hablar, publicar,etc.

 

 

En realidad discapacitado mental metido a putillo dependiente. Juramos ser basura por los siglos de los siglos. Yo era periodista, pero marrano, marrano, un tío sin honor, y aquí me tenéis ahora de…

Origen: “La intoxicación de los presstitutos furibundos”.

Anuncios