A lo largo de miles de años hemos sido engañados por las religiones, que fueron  creadas por los dioses con minúscula que usurparon el lugar del creador o la fuente.

      Por medio de sus armas que son muchas y muy efectivas, primero la manipulación por medio del engaño, la modificación de nuestro ADN para nuestra sumisión y estar en un lugar que nosotros no vemos pero ellos si que nos ven, ya que son nuestros vecinos colindantes de dimensión  y la cantidad de razas que tiene trabajando para ellos que están muy destrolladas tecnológicamente pero no espiritualmente.

     Cuando Jesús vino a esta granja vino a decirnos que teníamos que hacee para salir de la cueva, nos enseñó a conectarnos a la fuente para salir de éste holograma prisión porque somos tan poderosos que podemos hacerlo, porque ser como somos, estos parásitos quieren nuestra energía por estar desconectados a la fuente.

Anuncios