Adoninas

(Untwine) La materia, las circunstancias, el mundo visible, no son factores fijos y determinantes. Son solo los efectos de una causa más profunda. Son olas, derivadas del mundo cuántico.

Al observar el nivel cuántico, vemos que el estado y la posición de las cosas no son fijos, sino que fluctúan constantemente entre varios potenciales. Esta fluctuación es el resultado de una anomalía primaria, que es el principio de la separación (en este caso, separación de varios potenciales) y la aleatoriedad.

El factor que determina qué potencial se manifiesta es la Voluntad.

Esta es simplemente la expresión del hecho de que la Fuente no es un Dios externo, sino la causa primaria de Todo, en otras palabras, el estado original más profundo de nuestro ser.

Entonces nuestra Voluntad manifiesta nuestra realidad. Aquí es importante entender que cierta programación se esconde bajo el disfraz de otras cosas. Sistemas de creencias…

Ver la entrada original 529 palabras más