Adoninas

(Dr. Michael Salla) El 12 de junio, el presidente Donald Trump se reunió con el líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong-Un en Singapur para resolver el conflicto sobre el programa de armas nucleares de este último. La reunión antes cancelada, y ahora en acción ha sido una sorpresa para muchos que creen que el lenguaje belicoso utilizado por ambos líderes a lo largo de 2017 fue una señal segura de que una confrontación nuclear era inevitable.

Durante el discurso del 1 de enero del año nuevo, Kim anunció que el programa de armas nucleares de Corea del Norte se completó con la prueba exitosa de una bomba de hidrógeno y un misil balístico intercontinental, el Hwasong 15. Corea del Norte ahora era capaz no solo de lanzar armas nucleares y misiles intercontinentales en territorios de EE.UU. como Guam y Hawai, pero también era capaz de llegar…

Ver la entrada original 1.491 palabras más