Cómo nos engañan y pensar que en el norte de Europa, en los supermercados hay máquinas que te comprar los cascos de las botellas, igual que aquí en la Marca Spañistan…